miércoles, 18 de marzo de 2015

Ofrenda a la tormenta



Ofrenda a la tormenta, de Dolores Redondo. Ediciones Destino

La tercena parte de la trilogía Baztan me ha gustado al igual que las otras novelas anteriores. Es el broche final de unas novelas y que os recomiendo si os gusta la novela negra o las historias con tintes fantásticos. Si tenéis ocasión y no habéis comenzado ninguna, leerlas de seguido, ahora que se puede porque están las tres publicadas. Os dejo enlaces directos de mis opiniones anteriores El guardián invisible  y Legado en los huesosY al margen de este blog, página de la autora o perfiles sociales de esta, otra sugerencia: El lector invisible Revista dedicada a Dolores Redondo y a la novela policíaca. Me ha parecido el proyecto que presentan interesante.

Sinopsis:

Ha pasado ya un mes desde que la inspectora de la Policía Foral recuperó a su hijo y pudo detener a Berasategui. Pero a pesar de que tanto la Guardia Civil como el juez Markina dan por muerta a Rosario, Amaia siente que no está libre de peligro, un desasosiego que sólo Jonan comprende.La muerte súbita de una niña en Elizondo resulta sospechosa: el bebé tiene unas marcas rojizas en el rostro que indican que ha habido presión digital, y además, su padre intenta llevarse el cadáver. La bisabuela de la pequeña sostiene que la tragedia es obra de Inguma, el demonio que inmoviliza a los durmientes, se bebe su aliento y les arrebata la vida durante el sueño. Pero serán los análisis forenses del doctor San Martín los que convencen a AmaiaSalazar de investigar otras muertes de bebés, que pronto revelarán un rastro inaudito en el valle.Berasategui muere, entonces, inexplicablemente en su celda, lo que despliega una trepidante investigación que llevará a Amaia al auténtico origen de los sucesos que han asolado el valle de Baztán.Y mientras, desde el bosque, una impresionante tormenta llega para sepultar la verdad más demoledora.

Es decir que se sigue investigando el caso, se descubre que pasa realmente con la malvada madre de Amaia. Amaia en esta parte se ve desbordada por todos los acontecimientos vividos y me ha parecido más real y humana, no tan superinvestigadora, sino que la influyen todos los acontecimientos, “la desaparición” de su madre, la suerte que corren sus compañeros de trabajo, el tener ella misma a su hijo, y ese detalle que no me cuadraba en la segunda novela del personaje masculino que toma fuerza: el juez Markina se me desvela claramente en esta historia.

No todas mis dudas se resolvieron y si os ha pasado lo mismo comentármelo: el agente especial Dupree, ese amigo que la asesora desde no se sabe muy bien qué lado de la realidad ¿os ha resultado fantasmagórico y queréis saber más? Ese ha sido el imperdible que ha atrapado para lo que espero sean próximas lecturas de la autora, aunque no siga este mismo registro.


El toque mitológico que se aporta en esta novela, rasgo que las partes anteriores también tienen su tope  que aporta datos de la cultura vasca, es Inguma   (la demonología sumeria Lamashtu) y en donde se ve un versión muy diferente de la que te dan en una consulta médica de la muerte súbita del lactante y el síndrome de apnea obstructiva del sueño.   

martes, 10 de marzo de 2015

La lista negra





La Lista negra, nuevos culpables del policial español. VVAA. Salto de Pagina. 

Edición y prólogo de Àlex Marín Escribà y Javier Sánchez Zapatero  donde ya se puede leer que los autores que comparten esta antología son un referente de la literatura negro criminal de España.

La variedad de autores y escenas es amplia que sirve para destacar, dependiendo de los gustos de cada lector y del estilo del escritor, unos relatos que te conducen a inicio de una lista de próximas lecturas, así que acertado hasta el título.

Os dejo unos enlaces con cada autor del relato y esta vez no comento ninguno porque me quedo con los autores que repito en lecturas como Domingo Villar o Juan Ramon Biedma, queriendo aun con más ganas leer un novela de autores en lo que ya me picaba la curiosidad como Óscar Urra, y descubriendo autores que sueñan por conocidos pero que para mí eran unos extraños. Y esta conclusión me ha parecido tan subjetiva que no quiero aburriros con más comentarios que no sean: leerla si os gusta la novela negra.
Si queréis le saco pegas, apenas representación femenina, pero tranquilos que en futuras entradas me hartare.

Las hojas secas, de Domingo Villar 

Mala suerte, de Pedro de Paz  

Villancico, de Antonio Jiménez Barca 

Remover el pasado, de Ricardo Bosque 



Los fantasmas del Windsor, de Nacho Faerna 

Resumen, de Óscar Urra 

Temor de hijo, de Juan Aparicio Belmonte 

La maestra de cocina, de José Luis Correa

Jugando con la muerte y la desgracia ajena, de Javier Puebla 

Oh, Vinnie Kansas, ¿No harías tú lo mismo?, de Laura Malasaña 

Una fosa poco común, de Luis García Jambrina 

La vida antes de la muerte, de Empar Fernández y Pablo Bonell Goytosolo 

Además de Reinfeld, de Juan Ramón Biedma


Del amor; al infierno, de Carlos Quilez 


Los perros hablan poco, de Joaquín Guerero-Casasola 




















martes, 3 de marzo de 2015

Cuencas vacías




Podéis encontrar un avance en la página de la editorial de estos:

28 relatos en clave de horror y terror con tonos oscuros, gore, humor negro en un claro homenaje al género fantástico.
Son relatos cortos de terror y todos sangrientos. Son interesantes, porque pese a tratar el mismo tema que se repite en varios de ellos; como la reconstrucción de un cuerpo o desmembramiento en otros casos, se abordan desde puntos de vista diferentes.  Son entretenidos y ágiles, los personajes que aparecen son muchos y diversos. Mayoritariamente historias narradas desde el agresor o hacedor de la acción.

Algunas historias transcurren por la calles o alrededores de Barcelona pero también el autor nos hace viajar al faro de Corrubedo o a Picos de Europa.
Faro de Corrubedo

Picos de Europa


De fácil lectura para leer alternándolos como cualquier otra actividad, o al menos eso he hecho yo, debido a que la sangre y escenas gore son fuertecillas Unas risas que se escapan si eres aficionado a esta literatura.

El autor es capaz  de alterna en estos relatos el terror fantástico con el hastío de la vida cotidiana y con el horror real de la naturaleza humana. Sin duda me quedo con las escenas de hombre lobos, vampiros, zombis, mujeres panteras y el canibalismo y dejo atrás el personajes de mujeres que siempre son putas de una u otra manera, víctimas de agresión sexual, maltratadores y vejados.

Me han dado ganas de escuchar Euskal Herria Jamaica Clash de Fermín Muguruza bebiendo whiskies  pensando que película volver a ver de las que se mencionan en esta novela; El orfanato, El silencio de los corderos, Helraiser. O leer alguna de las novelas que se citan; El horror de Dunwich, de Lovecraft; Licantropía, de Manuel Muñoz Heras; La historiadora,  de Elizabeth Kostova;  La catedral del mar, de Ildefonso falcones; Lo que sé de los hombrecillos, de Juan José Millás; La operación, José León Cano; Lokis el hombre oso, de Prosper Merimée; Las misas negras, de Louis Adams o cualquiera de Clive Barker. Y dejarme volver a atrapar por el relato de Carmilla de Sheridan Le Fanu.

Destacar dos frases:
« Lo jodido es el aburrimiento. La monotonía imposible de descargar, ya que este es un viaje más largo»

«La poesía asusta a la tiranía »