jueves, 9 de febrero de 2017

La tierra del sol poniente




La tierra del sol poniente, de Barbara Wood. Traducción de Nieves Calvino Gutiérrez. Editorial Grijalbo

Sinopsis de la editorial:
En 1920, durante el viaje en barco que la devuelve a casa, Elizabeth Van Linden, una rica heredera de la alta sociedad neoyorquina, conoce a Nigel Barnstable, un joven aristócrata inglés que ha heredado el título de barón Stullwood pero no el dinero ni las propiedades de la familia. Enamorada, se casa con él en cuanto llegan a Nueva York, y Nigel pasa a controlar la cuantiosa fortuna de su esposa.La primera decisión del matrimonio es irse a vivir cerca del desierto de Mojave, al sur de California, donde Nigel compra una hermosa propiedad para crear un imperio agrícola junto a una reserva india. La población se llama Palm Springs y está empezando a atraer, como lugar de ocio, a los ricos y famosos de una incipiente industria: el mundo del cine.Elizabeth trata de adaptarse a una vida nueva, ignorante de que su presencia perturba a Cody, el vaquero que han contratado como capataz. También empieza a conocer a los jefes de la tribu cahuilla, que tratan de vivir de acuerdo con sus costumbres ancestrales, preservando el amor y el respeto por la tierra.La tierra del sol poniente es una saga sobre ambiciones, grandes y pequeñas, y sobre la transformación de un territorio virgen y bañado por el sol, el último refugio de los nativos, en el lugar de encuentro de las rutilantes estrellas del cine mudo en un mundo devorado por el frenesí de la modernización. Y la historia de una mujer que encuentra, en ese hermoso paraje desértico, la voz y la fuerza para seguir adelante.

El libro se compone de cuatro partes bien diferenciadas donde sigues la entretenida historia de Nigel, inglés desheredado tras fallecer su padre y con mucho carácter que emigra a Nueva York para construirse su propio lugar. Realmente esta novela es la historia de él, pero cuando conoce a Elizabeth en el viaje en barco, a triunfar en las américas, ella adquiere el protagonismo de narradora. ¿Por qué? Porque Nigel en vez de ser un inglés interesante y triunfador es un ególatra maltratador que engaña a Elizabeth. La embauca para trasladar allí su lugar de residencia y es ella la que asume el protagonismo que merece, y la búsqueda de su lugar en mundo adquiere importancia para el lector.

En una mansión de estilo español, rodeados de desierto y de reservas indias, comienzan a establecerse como dueños de una plantación datilera. A la pareja les acompañan el apuesto vaquero Cody, el mística india Luisa, el doctor Doc Perry con sus ungüentos, la estrella de cine salida de los suburbios, la fiel sirvienta, etc. un séquito de personajes secundarios entrañables que podía dan multitud de perspectivas a lo que iba ser la idílica historia de amor inicial.

Es una historia de amor (o varias);  que no románticas, llena de aventuras y luchas por la igualdad de la mujer en asuntos socio económicos, la necesidad de conservar y preservar los espacios naturales, la obligación de socorrer al que necesita ayuda, el aprendizaje de la diferencia y el enriquecimiento del multiculturalismo.


Algunas escena me han hecho recordar películas como Cantando bajo la lluvia, Duelo al Sol y Palmeras en la Nieves. Haz un mezcla de estas historias y mucho estereotipos del películas del oeste y si te gusta, tendrás que leer esta novela; entretenida para ver atardeceres acompañado de un plato de dátiles.

Escena "Cantando bajo la lluvia"

Escena "Duelo al sol"

Cartel "Palmeras en la Nieve"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada